En clínica Aliaga la dermatología es nuestra especialidad y tu cuidado nuestra prioridad por eso siempre estamos en continua investigación médica para dar a nuestros clientes los mejores conocimientos.

Esos conocimientos abarcan diferentes técnicas y metodologías porque algo claro es que de todo se aprende y este mes hemos decidido investigar un poco la reflexología.

¿Sabes lo que es la Reflexología? La reflexología consiste en estimular puntos sobre los pies, manos, orejas o nariz siguiendo la creencia de que un masaje estimulando ciertos puntos y de manera controlada tendría unos beneficios en el cuerpo. Según aquellos que la practican dicen que se podrían aliviar numerosas dolencias simplemente sabiendo cómo.

En Clínica Aliaga te queremos traer una información curiosa sobre una reflexología o reflexoterapia casera y especial porque está al alcance de todos debido a su simplicidad y, además, sin grandes esfuerzos.

Te queremos hablar de cómo aliviar ciertos dolores presionando ciertos puntos de las orejas. Sí, habéis leído bien, de las orejas.

Lo que se plantea en ese post es que realizando una presión constante y precisa en ciertos puntos de las orejas podríamos obtener unos resultados favorables para nuestros dolores, llegando a reducirlos. Antes de todo decir que se han realizado varios estudios sobre el tema, pero, por supuesto, este método nunca podría reemplazar ningún tratamiento médico o la opinión y diagnóstico de todo un experto.

Por lo que dicho esto, os vamos a explicar cómo obtener más control de tu propio cuerpo con la simple ayuda de unas pinzas y conociendo mejor cada rinconcito de tu oreja. Es un tema que causa mucho escepticismo como es lógico, pero todo lo que podamos decir es información que se puede aprovechar si se ve conveniente o simplemente aprender sobre temas que mucha gente maneja.

Según la reflexología apoyada por Helen Chin Lui, se afirma que en cada oreja existe un “mapa” de nuestras terminaciones nerviosas y conectores centrales. Lo bueno de este método es que al ser tan simple como presionar (mediante pinzas o algo similar) ciertos puntos de una manera fija mientras tu realizas otras actividades (limpieza de la casa, trabajo en el despacho u oficina, etc).

En cada oreja existen 6 puntos diferentes de conectores con los sensores de dolor de diferentes partes del cuerpo. Aplicando, como ya hemos dicho, una leve presión podríamos reducir un poco el malestar que sentimos.

  1. Espalda y Hombros: El punto que debemos presionar es el superior de la oreja. Con aplicación de presión en este punto reducirás tensiones acumuladas a lo largo del día.
  2. Órganos: El siguiente punto inferior al superior corresponde al punto conectado con los órganos de nuestro cuerpo. Por supuesto si sufres dolores debes ir al médico, pero tras la consulta si quieres reducir algunas molestias puedes probar a presionar este punto a ver si se reduce en parte la molestia.
  3. Articulaciones: La siguiente parte de la oreja pertenece a las articulaciones y al presionar dicho punto podríamos reducir alivio en dichos puntos. De nuevo repetimos, los problemas en las articulaciones, sobre todo los fuertes, necesitan vigilancia médica profesional.
  4. Pecho y garganta: En el siguiente punto se encuentran los nervios que conectan con el pecho y la garganta. Imagina que necesitas sentir alivio ante un refriado o una congestión, el punto 4 es tu punto ya que te ayudará en cierta medida.
  5. Digestión: ¿Te duele el estómago? El siguiente punto, en el lóbulo de la oreja, pero no en la parte inferior. Si tienes problemas estomacales a menudo puedes intentarlo para ver si sientes alguna mejoría o sobre todo para prevenir.
  6. Cabeza y Corazón: Estos puntos se encuentran en la parte más inferior. Este método la verdad que ha tenido buenos resultados para reducir dolores de cabeza por lo que no pierdes nada en probar.

Nos ha parecido interesante explicarte este método por lo que, teniendo la información sólo nos queda esperar que no te haga falta usarlo.