Cualquier padre y madre que se precie querrá dar el mejor cuidado a su bebé, porque pocas cosas tan gratificantes en la vida como disfrutar del crecimiento de un retoño. La piel es una de esas partes de los recién nacidos que es bastante delicada, de forma que habrá que darle unos cuidados especiales para que la tenga siempre en el mejor estado.

Aunque un bebé no es tan frágil como la mayoría pensamos, lo cierto es que la piel de un recién nacido es muy vulnerable a la presión, a los cambios de temperatura, etc. Esta sensibilidad extrema es común a todos los niños, ya que se van preparando para las incidencias del mundo exterior.

Lógicamente, para que se desarrolle de la mejor manera, los cuidados serán diferentes que los que tenemos con nuestra piel los adultos. Sin embargo, muchos padres tienen dudas acerca de qué medidas tomar para conservar la piel de sus hijos en buen estado.

 

6 recomendaciones para tener en buen estado la piel de los recién nacidos

Muchas son las prácticas recomendables para la piel de tu bebé. En este artículo hemos escogido algunas de relevancia:

  • Limpia al bebé con jabones neutros: La delicadeza de los recién nacidos hace que no se pueda usar cualquier producto para limpiarlos. El pH de los pequeños es ácido, por lo que se ha de evitar usar jabones alcalinos.
  • Emplea lociones específicas después del baño: Este proceso ayudará a eliminar la sequedad de la piel.
  • Mantén la casa a una temperatura agradable, ya que los excesos de calor o frio pueden perjudicar a su piel.
  • Impide la exposición al sol: La exposición directa al sol puede perjudicar mucho en toda la formación cutánea, por lo que durante los 3 primeros años lo mejor será evitar que le den los rayos de sol.
  • Compra la ropa adecuada, ya que hay ciertos tejidos que pueden dañar la piel.
  • No bañes al bebé a diario, excepto casos en los que lo necesite por un exceso de suciedad o sudoración.