Cuando hablamos de blefaroplastia hablamos de un término que la mayoría de las personas desconocen. Esta cirugía de párpados es una técnica realmente novedosa y eficiente para eliminar el exceso de grasa o de piel en los párpados, haciendo que toda la zona de alrededor del ojo luzca mucho mejor.

Esta operación suele darse en personas de una cierta edad, ya que a medida que pasan los años es cuando se va perdiendo la elasticidad de la piel y, por consiguiente, la pérdida de grasa y colágeno. Esto puede producir muchos efectos, por ejemplo, la mayor visibilidad de los vasos sanguíneos debajo del ojo.

Es interesante mencionar que, al ser una operación bastante sencilla, hay personas que aprovechan la realización de ésta para realizarse otras técnicas como la reducción de arrugas en la cara.

 

¿Cuándo debería operarme de blefaroplastia?

Esta operación de los párpados es una técnica que está siendo cada vez más demandada por ambos géneros. Curiosamente, el público masculino es el que más suele requerir esta intervención, pero tanto para hombres como para mujeres es una técnica muy eficiente.

Muchos pacientes se hacen la pregunta de cuándo es ideal someterse a esta operación. Y lo cierto es que no existe ninguna edad idóena, de forma que cualquier personad adulta puede llegar a realizársela. Sin embargo, como ya se ha mencionado anteriormente, van a ser las personas de más edad las que más deteriorada vean su imagen en el contorno de los ojos.

Si hablamos de una edad recomendada concreta, diríamos que a partir de los 35 años es buen momento para elegir la blefaroplastia, pero es solo un dato orientativo que depende mucho de cada caso particular. En algunas ocasiones especiales también la gente más joven necesita de esta intervención, ya sea por defectos genéticos o alguna malformación en los párpados.