Los tatuajes son una tendencia que inicio con pocos seguidores, pero hoy en día forman parte de una moda que crece y se mantiene. Si bien es fácil encontrar hermosos diseños y dibujos muy elaborados que muestran la creatividad del artista y su excelente trabajo, existen otros que no son tan agradables a la vista.

Y el problema no es que sean del gusto de su dueño, es que en ocasiones algunos “artistas” hacen un trabajo tan desagradable que apenas lo ven, sus compradores se preguntan: “¿Cómo me quito esto?”.

Si es su caso o el de un allegado, es normal que busque una solución y esta existe desde hace un tiempo: el uso de láser para remover tatuajes. Esta técnica surgió con el fin de dar una alternativa a quienes desean eliminar el resultado de una mala decisión, un impulso o un mal trabajo al aplicarse la tinta en la piel.

¿Qué debo saber sobre el proceso?

Lo primero y más importante, el llevar dicha marca ya no será una obligación vitalicia y puede eliminarse completamente, pero debe considerar algunos factores.

El primero es que, dependiendo del tipo de tinta empleado, la cantidad de sesiones puede ser mayor o menor. En el caso de tintas fabricadas de forma casera o tinta china unas pocas sesiones bastaran para remover el tatuaje, pero en caso de trabajos profesionales y que contengan mucho color 10 sesiones puede ser el mínimo para borrarlos.

El segundo factor, el grado de dolor que pueda sentir durante el proceso será diferente en función de la sensibilidad de la piel, la zona a tratar y la resistencia al dolor que posea el paciente. Para muchos no es la gran cosa, para otros es una experiencia que no se desea que sea muy larga o se repita, dicho de otra forma, en cada paciente será diferente el grado de dolor o incomodidad, pero siempre será soportable.

Por último, nunca crea que el proceso se puede realizar rápidamente. Si bien unas pocas sesiones pueden bastar para remover un tatuaje, o incluso una en caso de los más pequeños, se requiere cuidado, por lo que cada sesión demorara un poco. En el caso de tatuajes en la espalda, tobillos o con colores claros como el blanco, naranja o amarillo también se presenta un poco de demora.

¿Y si deseas otra alternativa? También hay otras disponibles, pero el uso de laser es el más aceptado para esta solución definitiva a tatuajes que ya no son deseados y que se busca eliminar totalmente.