Los síntomas principales del COVID-19 son más que sabidos ya por la mayoría de las personas. La tos, la fiebre y el cansancio se ha mencionado como síntomas muy comunes en las personas afectadas por este virus. Pero a medida que se va profundizando en el estudio de la enfermad, van apareciendo otros males, que han tenido un número menor de personas, y que están asociados directamente con la enfermedad.

Uno de estos síntomas que padecen algunas personas afectadas de CoVid son las manifestaciones cutáneas producidas por una infección provocada por el virus. Según los expertos, estas manifestaciones en la piel serían muy variadas e inespecíficas, pudiéndose producir también agravamientos de lesiones cutáneas que ya se tuvieran.

La OMS ha incluido las afecciones de la piel en la lista de “otros síntomas leves” que se relacionan con el COVID-19, entre los que también se encuentran los dolores de cabeza y garganta, la diarrea o la pérdida de gusto o y olfato.

Las 5 formas en las que se manifiesta el virus en la piel, según los primeros estudios, son éstas:

  1. Erupciones acrales, parecidas a los sabañones que se producen en manos y pies, que frecuentemente no son simétricas. Se suelen dar especialmente en pacientes jóvenes.
  2. Erupciones vesiculosas, que se producen principalmente en el tronco. Consisten en erupciones parecidas a las de la varicela, pero, en este caso, muy parecidas entre sí.
  3. Patrones urticariformes, parecidos a la urticaria, con un picor intenso asociado. Se da generalmente en personas de mediana edad, con gravedad de la enfermedad normal, ni alta ni baja.
  4. Erupciones generalizadas, que se dan casi siempre en pacientes de mediana edad y con cuadros de la enfermedad más graves.
  5. Necrosis: estos síntomas se dan solo en pacientes de mucha gravedad, generalmente que tienen que ser trasladados a la UCI. Son bastante infrecuentes.