El LHA es un lipo-hidroxi-acido que tiene la particularidad de ser lipófilo.

Esta característica le permite:

    • Una buena penetración en las capas superficiales de la epidermis.
    • Una descamación precisa y homogénea, célula a célula.

Mecanismo de acción: Se obtiene una renovación de la piel, eliminando las células muertas de la epidermis y estimulando la regeneración de los tejidos cutáneos.

Se trata de una nueva generación de peeling que no precisa de neutralización. Esta formulado en una base alcohólica que se evapora al aplicarse, cristalizando el exceso de LHA, lo que elimina el riesgo de “sobre-peeling” o quemadura.

Durante y después de la sesión, aparecerá una sensación de picor, calentamiento y/o enrojecimiento de la piel, que ira desapareciendo progresivamente en unas horas. En los tres días que siguen a la intervención, su piel puede descamarse ligeramente y estar más sensible de lo normal. Estas reacciones son totalmente normales.

Protocolo de Peeling: Comprende 4 sesiones con un espacio de 15 días entre cada una.

Resultados: El relieve de la piel se vuelve más lisa, las imperfecciones cutáneas se atenúan visiblemente y el tono de la piel es más uniforme y luminoso.

El LHA es un lipo-hidroxi-acido que tiene la particularidad de ser lipófilo.

Esta característica le permite:

Una buena penetración en las capas superficiales de la epidermis.
Una descamación precisa y homogénea, célula a célula.

El LHA es un lipo-hidroxi-acido que tiene la particularidad de ser lipófilo.

Esta característica le permite:

    • Una buena penetración en las capas superficiales de la epidermis.
    • Una descamación precisa y homogénea, célula a célula.

Mecanismo de acción: Se obtiene una renovación de la piel, eliminando las células muertas de la epidermis y estimulando la regeneración de los tejidos cutáneos.

Se trata de una nueva generación de peeling que no precisa de neutralización. Esta formulado en una base alcohólica que se evapora al aplicarse, cristalizando el exceso de LHA, lo que elimina el riesgo de “sobre-peeling” o quemadura.

Durante y después de la sesión, aparecerá una sensación de picor, calentamiento y/o enrojecimiento de la piel, que ira desapareciendo progresivamente en unas horas. En los tres días que siguen a la intervención, su piel puede descamarse ligeramente y estar más sensible de lo normal. Estas reacciones son totalmente normales.

Protocolo de Peeling: Comprende 4 sesiones con un espacio de 15 días entre cada una.

Resultados: El relieve de la piel se vuelve más lisa, las imperfecciones cutáneas se atenúan visiblemente y el tono de la piel es más uniforme y luminoso.