Tratamientos rápidos y eficaces para mejorar las imperfecciones que aparecen con el paso de los años, mediante un proceso llamado fotorrejuvenecimiento.

Mejora el aspecto de la piel, unificando su tono, relieve y textura.

Los efectos conseguidos evolucionan y mejoran con el tiempo.