El tratamiento con ácido y al hialurónico para el pelo se ha convertido en uno de los más pedidos por los beneficios que tiene. Esta sustancia se emplea en productos de cosmética y en el ámbito de la medicina estética, pero aún hay gente que desconoce qué aplicaciones tiene para el cabello.

 

El ácido hialurónico ayuda a que el cabello quede más brillante y liso

 

El objetivo principal de los usuarios que utilizan el ácido hialurónico para el pelo es terminar con el encrespamiento, así como alisar el pelo y otorgar un aspecto más sano y cuidado. El ácido hialurónico es importante definir en qué consiste. Se trata de una proteína que poseemos de manera natural en el cuerpo y cuya misión consiste en hidratar la piel y retener niveles de agua. Se halla en los cartílagos, huesos y vasos sanguíneos.

 

Los expertos en dermatología cosmética señalan que la sustancia es primordial para que lo organismo mantenga óptimos niveles de hidratación. A partir de los 25 o 30 años, el cuerpo deja de producir las mismas cantidades de ácido hialurónico y se traduce en una pérdida de elasticidad y firmeza en la piel, así como un deterioro de la estructura capilar.

 

Durante esta época, los daños del cabello producidos por el sol o factores medioambientales o bien tintes se acentúan y por ello, sufrimos una mayor rotura y sequedad del pelo. Es importante remarcar cuáles son los beneficios del ácido hialurónico para el cabello. En primer lugar, desaparece el encrespamiento, así como la sequedad. El pelo queda con un aspecto más liso y resulta más sencillo de peinar.

 

También aporta brillo, elasticidad y suavidad, a la vez que aumenta el nivel de hidratación. El pelo es más fuerte y no se rompe, mejorando el aspecto del pelo fino y sin vida y aportando volumen y reparando la pérdida de densidad. Además, es el mejor remedio para los pelos castigados por el sol o el uso de aparatos como el secador o la plancha. Muchas personas que presentan las puntas del cabello abiertas, no quieren perder la longitud y gracias al ácido hialurónico se puede evitar el tener que cortar.

 

El ácido hialurónico se aconseja para cualquier persona, pero especialmente para las personas que tienen un pelo apagado, sin movimiento, seco y con falta de brillo. Lo mejor es que se lo apliquen las personas que tienen un encrespamiento habitual.

 

Por último, hay que tener en cuenta que el cuidado del cabello después del tratamiento de ácido hialurónico necesita una serie de atenciones específicas. La primera es no emplear productos con aditivos, ya que podrían potenciarse los efectos de encrespado.

 

Se debe utilizar agua tibia o fría en lugar de caliente para mejorar la circulación sanguínea y que el cabello tengan mayor brillo. Utilizar mascarillas nutritivas, pero que estén elaboradas con ingredientes de calidad y libres de siliconas. Además, aplicaremos sérum para proteger las puntas y es recomendable masajear la zona del cuero cabelludo para eliminar el exceso de sebo. El ácido hialurónico es un excelente tratamiento para el encrespamiento y otorgar un mayor brillo. Lo mejor es aplicarlo en un centro profesional para obtener los mejores resultados.