La mesoterapia es un tratamiento estético muy recomendable para las personas que aunque hayan adelgazado mediante algún tipo de dieta y ejercicio, no terminan de erradicar según qué zonas adiposas que se hallan en zonas como el abdomen, piernas o glúteos. Así, no se trata de un método adelgazante, sino que es un complemento idóneo a la hora de conseguir un cuerpo más bonito. El tratamiento no es milagroso, es decir, que se debe continuar con una dieta baja en grasas y con ejercicio regular para conseguir mejores efectos y más duraderos.

¿En qué consiste la mesoterapia?

Por todo ello, es un tratamiento ausente de cirugía, por lo que no es necesario pasar por un quirófano. Se trata de una técnica que no es invasiva e indolora prácticamente sin efectos secundarios casi. Independientemente de ello, cada persona es un mundo y es conveniente asesorarse debidamente para así obtener toda la información necesaria.

¿Cuáles son las ventajas?

Para eliminar la celulitis, es uno de los más recomendables y si se combina con otra técnica para expulsar la grasa disuelta, los resultados serán mejores. Asimismo, también es útil para la caída del cabello, problemas con piel flácida, acné o estrías, así como fatiga o dolores corporales. Con este tratamiento, conseguiremos que nuestra piel obtenga mayor calidad y esté más firme y suave.

Se puede aplicar micro inyecciones de medicamento en zonas del cuerpo como glúteos, muslos o cuello y párpados.

Los resultados son visibles en gran mayoría de casos desde la primera sesión, aunque a veces son necesarias 2 o 3 más. Es un procedimiento bastante rápido, sin anestesia y no se requiere baja laboral o descanso antes de incorporarse a la vida diaria.

Ahora que conoces cuáles son los beneficios y en qué consiste, es hora de que los experimentes tú en tu propio cuerpo y así, puedas disfrutar de ello.